28 de agosto: Día de la ancianidad a los 72 años de la presentación del “Decálogo de la Ancianidad “

El 28 de agosto se celebra el Día de la Ancianidad porque el mismo día pero de 1948 Eva Perón proclamó los “Derechos de la Ancianidad” que se incluirían en la Reforma Constitucional de 1949. Aquel día Evita procedió a dar lectura, en la sede del Ministerio de Trabajo, a la declaración de los Derechos de la Ancianidad, la que puso en manos del presidente de la Nación Juan Domingo Perón, pidiendo se incorpore a la legislación y a la práctica institucional de la Democracia Popular.

“El Decálogo que leyó Eva Perón decía:

a) Derecho a la Asistencia: Todo anciano tiene derecho a su protección integral por cuenta de su familia. En caso de desamparo, corresponde al Estado proveer a dicha protección, ya sea en forma directa o por intermedio de los institutos o fundaciones creados, o que se crearen, con ese fin, sin perjuicio de subrogación del Estado o de dichos institutos para demandar a los familiares, remisos y solventes, los aportes correspondientes.
b) Derecho a la Vivienda: El derecho a un albergue higiénico con un mínimo de comodidades hogareñas es inherente a la condición humana.
c) Derecho a la Alimentación: La alimentación sana y adecuada a la edad y estado físico de cada uno debe ser contemplada en forma particular.
d) Derecho al Vestido: El vestido, decoroso y apropiado al clima, completa el derecho anterior.
e) Derecho al Cuidado de la Salud Física: El cuidado de la salud física de los ancianos ha de ser preocupación especialísima y permanente.
f) Derecho al Cuidado de la Salud Moral: Debe asegurarse el libre ejercicio de las expansiones espirituales, concordantes con la moral y el culto.
g) Derecho al Esparcimiento: Ha de reconocerse a la ancianidad el derecho de gozar mesuradamente de un mínimo de entretenimientos para que pueda sobrellevar con satisfacción sus horas de espera.
h) Derecho al Trabajo: Cuando su estado y condiciones lo permitan, la ocupación por medio de laborterapia productiva ha de ser facilitada. Se evitará así la disminución de la personalidad.
i) Derecho a la Expansión: Gozar de tranquilidad, libre de angustias y preocupaciones en los últimos años de existencia, es patrimonio del anciano.
j) Derecho al Respeto: La ancianidad tiene derecho al respeto y consideración de sus semejantes.

Fue la República Argentina, el país pionero, que se encargó de llevar al concierto de las Naciones la preocupación por este tema. En nuestro país, se crearon en 1948 los Derechos de la Ancianidad, los que fueron proclamados por el Tercer Período de Sesiones de la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 18 de noviembre de 1948, por una distribución dual dada en París en septiembre de 1948, donde dice textualmente:

Recomienda al consejo económico social de esa asamblea que sobre la base de esta declaración de derechos, realice los estudios relativos a la aplicación universal de los mismos con el propósito de proteger más ampliamente la defensa social y económica de los hombres que han llegado a la ancianidad.
A partir de esa presentación de la República Argentina en las Naciones Unidas, el resto de los países del mundo comenzó a desarrollar esta temática.

Este es un día que desafortunadamente muchos personas actualmente aún desconocen, siendo preciso conocerlo y recordarlo pero sobre todo aun más relevante el hecho de saber que cada vez la población adulta mayor crece en el país, así como en Latinoamérica y a nivel mundial; y que es necesario que la Argentina piense en sus mayores de hoy y se proyecte al respecto del envejecimiento de su gente y a la vez esta piense en la vejez que quiere tener, pues todos y todas llegaremos a ser viejos/as si es que vivimos muchos años, que dicho sea de paso el vivir muchos años significa un logro de la humanidad. Justamente ahí está el punto, el vivir muchos años debe significar vivirlos bien, que las personas adultas mayores varones, mujeres, LGTBIQ, de las zonas rurales y zonas urbanas, de distintos niveles educativos, de diversas culturas y costumbres de acuerdo a la región en la nacieron y/o viven, quienes residen en sus casas propias o las de sus hijos/as, y quienes residen en Centros de Atención Residencial, en fin que la gran diversidad de población adulta mayor viva sus vejeces con dignidad y justicia social.. Que las personas adultas mayores sean  visibles y se escuche la voz, las críticas y propuestas.

Cuando una sociedad respeta a sus adultos mayores y aprovecha la riqueza de su experiencia y conocimientos será definitivamente un mejor lugar para vivir y que hacer respetar nuestros Derechos también es tarea nuestra, compartir nuestra experiencia con los jóvenes y tener la capacidad de escucharlos y aprender con ellos/as es siempre importante y formidable.

Para concluir frases de Eva Peron: “No había país mas grande si no se empezaba por proteger y respetar a los ancianos, no podía haber país grande si no se ayudaba al que todo lo había dado por la Patria y en el ocaso de su vida, se veía en la necesidad de recurrir a la ayuda de sus hermanos”

Palabras pronunciadas el 28 de agosto de 1948, Declaración de los Derechos de la Ancianidad.

Noticias relacionadas

Contacto

Dirección: Av. Ortiz de Ocampo 1700 - Ciudad de La Rioja, Argentina
Código postal: 5300
Teléfono: (0380) 4453700
Horarios: Lunes a Viernes de 8.00 a 16.00 HS

Redes Sociales

Bajate C19 Test La Rioja

Ministerio de Salud Pública