CUIDADOS NUTRICIONALES EN ENFERMEDAD CELÍACA “10 Consejos para evitar la contaminación cruzada con gluten”

La celiaquía es una enfermedad multi-sistémica (es decir, puede afectar cualquier parte del cuerpo, no solo el aparato digestivo) y autoinmune, producida por una intolerancia permanente al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno. Se presenta en individuos genéticamente predispuestos.


La incorporación de gluten en la dieta de la persona celíaca, produce una reacción del sistema inmune (nuestras defensas) que daña la mucosa del intestino y destruye las vellosidades intestinales encargadas de absorber los nutrientes necesarios para mantenernos sanos.
Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, disminución del apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento en niños, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.
El único tratamiento consiste en una alimentación libre de gluten de por vida, con lo que se consigue la desaparición de los síntomas y la normalización de la función del intestino.
La alimentación sin gluten se basa en dos premisas principales:
• Eliminar de la dieta todo producto que tenga como ingrediente trigo, avena, cebada y centeno y sus derivados (harinas, panificados, pastas etc.).
• Evitar que los alimentos sin gluten, tomen contacto con estos cereales y los “contaminen”. (contaminación cruzada con gluten).
Es importante que se consuman únicamente aquellos alimentos que estén identificados como “libres de gluten”. Y cuenten con el logo de alimentos aptos, sin tacc (puede estar a color o en blanco y negro).


La contaminación cruzada con gluten se produce cuando un alimento apto para celíacos, toma contacto con el gluten y lo contamina. Volviéndolo un producto no apto para su consumo. Solo bastan pequeñas partículas de este alérgeno para generar daño a nivel intestinal.
Para evitarla es necesario tener algunas precauciones:
1. Evitar comprar productos sueltos o a granel, ya que existe riesgo de contaminación con gluten. En su lugar elegir siempre productos cerrados y con presencia del logo “Sin TACC”.
2. Siempre almacenar por separado los productos libres de gluten en la alacena. De ser posible, destinar un estante para productos sin gluten. Que se deben guardar bien cerrados, dentro de recipientes con tapa. La volatilidad de las harinas hace que los productos que se encuentran cerca puedan contaminarse muy fácilmente, por eso es necesario tener estas precauciones.

3. En la heladera, guardar en recipientes cerrados herméticamente todos aquellos alimentos sin gluten. (De ser necesario, colocar un rotulo que diga Sin TACC). Preferir usar la parte superior de la heladera, para evitar la contaminación por derramamiento.

4. Antes de cocinar, limpiar bien todas las superficies (mesadas) que utilice para realizar la preparación. Usar utensilios perfectamente higienizados, En el caso de la espumadera, colador de pastas u otros utensilios en el que puedan quedar restos de alimentos, se recomienda que sean exclusivos para el manejo de productos sin gluten.

5. Si se elaboran comidas con y sin gluten para la misma ocasión, preparar primero aquella que no contiene gluten, apartar y luego preparar el resto de las comidas.

6. Los productos para untar, como mantecas, mermeladas, quesos, etc. deben almacenarse en un recipiente exclusivo para evitar la contaminación cuando se untan tostadas o galletitas que puedan contener gluten.

7. En el microondas, cocinar/calentar tapada la comida sin gluten.

8. No utilizar el mismo medio de cocción para un alimento con y sin gluten (Ej., aceites en el que se hayan cocinado alimentos rebozados con pan rallado, o agua en la que se hayan cocido fideos a base de harina de trigo).

9. Al momento de servir la comida, controlar que en la mesa no hayan cerca del plato apto, alimentos con gluten como el pan común, que podría contaminar solo con una miga, el plato final.

10. Algunos elementos como esponja, rejillas, repasadores, delantal de cocina, también pueden almacenar restos de comidas que pueden contaminar un alimento sin gluten, por lo tanto es recomendable contar con elementos exclusivos para realizar las preparaciones apta para celíacos.

Teniendo en cuenta estos detalles, estaremos ayudando a llevar una alimentación libre de gluten.

Lic. En nutrición Endrizzi Valeria M.P. Nª 144
C.A.P.S. San José

Noticias relacionadas

Contacto

Dirección: Av. Ortiz de Ocampo 1700 - Ciudad de La Rioja, Argentina
Código postal: 5300
Teléfono: (0380) 4453700
Horarios: Lunes a Viernes de 8.00 a 16.00 HS

Redes Sociales

Bajate C19 Test La Rioja

Ministerio de Salud Pública