Cómo crear nuevos hábitos y desaprender malas costumbres en cuarentena

Si pensamos un momento, en cómo eran nuestras vidas antes del confinamiento obligatorio, quizás todos coincidimos, que uno de los mayores factores de estrés al que nos hemos enfrentado, ha sido el tiempo.

 

Ser esclavos del tiempo ha sido otra de las consecuencias de la modernidad.

Nuestros días han pasado marcados por agendas, calendarios, relojes, notas y planificaciones.

“Estoy apurado”, “no llego”, “las horas pasan volando” son expresiones que se habían vuelto constantes y repetitivas.

 

Sin embargo, en las consultas que recibimos a diario, ya sea por cansancio, estrés, desánimo, falta de placer o angustia, nos marcan que el control sobre el tiempo ha fracasado.

Muchas personas han gastado todas sus energías en planificar y alcanzar un futuro que nunca llega, han dejado de vivir el presente y esto generó una sensación de vacío, insatisfacción y desgaste, en el cual nunca llega la recompensa. Y al fin, como si fuera paradójico, el tiempo se volvió más escurridizo.

 

La cuarentena es una oportunidad, una ventana que se abre en nuestra vida cotidiana y podríamos aprovecharla para reflexionar: si hemos estado administrando nuestras energías de manera correcta, si tenemos que modificar algo para alcanzar nuestras metas, y sobre todo,  para permitirnos pensar si hemos sido sinceros con nosotros mismos.

 

Como dijo en una ocasión el famoso inversor Richard Feynman: “El primero de nuestros principios debería ser que no debes engañarte a ti mismo, y eso a pesar de que eres la persona más fácil de engañar”

 

La creatividad

La ciencia ha demostrado que nuestro cerebro va formando rutinas que tienen un efecto domino a los largo del día. Los llamados “hábitos prioritarios”.

También se sabe, que más del 40% de nuestros días transcurren en piloto automático. Una especie de circuito repetitivo que los neurocientificos llaman “loop” o rulo de la rutina. Según estudios realizados por la universidad de Duke en 2016, cuatro de cada diez decisiones pertenecen a estos círculos repetitivos.

Esto representa una parte importante de nuestras vidas, una enorme influencia en nuestra salud y muchas veces en nuestra felicidad.

Es necesario tener conocimiento de estos procesos y comprender que para la formación de nuevos hábitos, primero tendremos que enfrentarnos al desafío de desaprender viejos y malos hábitos, y eso implica, al principio un mayor esfuerzo.

Según explican las Neurociencias, el estado rutinario se coordina desde los ganglios o núcleos basales del cerebro, y requieren mucha menos energía que el sistema que regula la actividad consciente, que es dirigida por la corteza prefrontal.

 

¿Cuánto tiempo se necesita para formar o modificar un hábito?

 

Existen teorías de que la formación de un hábito, y por lo tanto la creación de nuevas neuronas, tarda entre 21 y 66 días; la realidad es que depende de la insistencia, la perseverancia y el interés por mantener el hábito realizándose.

 

Recomendaciones:

  1. Comienza poco a poco.
  2. Fuera excusas. ¡Define un plan!
  3. Define objetivos a corto y largo plazo.
  4. Crea recordatorios y avisos.
  5. Crea rituales.
  6. Controla el progreso.
  7. Lo más importante, celebra tus logros.

 

Malos Hábitos:

“Todos los días tendríamos

que escuchar una breve melodía,

leer una hermosa poesía ,

ver una bella pintura y si es posible,

decir algunas palabras sensibles”

Johan Wolfgang Von Goethe

 

Los malos hábitos, los vicios y las conductas autodestructivas pueden forman parte de nuestra cotidianidad. Desgraciadamente muchas de estas actividades tienen el poder de provocar consecuencias negativas en los demás, pero principalmente en nosotros mismos, tanto en el cuerpo, como en la mente y el espíritu.

Para cambiar estos hábitos no sólo se necesita un poco energía positiva, sino también reflexionar y elegir un cambio coherente en nuestra escala de valores.

 

¿Cuánto tiempo perdemos en soberbia, vanagloria, envidia, críticas y en buscar constantemente el sabor amargo en nuestras relaciones? (familiares, trabajo, amigos etc.)

 

Como nos explica Roberto Almada (psiquiatra y psicoterapeuta argentino de la escuela de Viktor Frankl)  en su libro “EL CANSANCIO DE LOS BUENOS”:

Estos sentimientos son los que más desgaste producen en nuestras relaciones diarias. Pero principalmente en nosotros mismos.

 

El Narcisista y el soberbio invierten muchas energías, y mal gasta su tiempo intentando ser superior a los demás y exigiendo reconocimiento. Si no lo logran, como su irracionalidad les impone, quedan insatisfechos y frustrados. Esta insatisfacción genera el resentimiento que da origen a la envidia. Santo Tomas lo define como la tristeza por el éxito del otro y un sutil y perverso goce por su fracaso. Y así los sentimientos de frustración se transforman en rabia hacia el otro.

Podemos decir entonces, que la envidia es el único VICIO que demanda gasto de energía, produce malos hábitos, nos agobia,  y no produce placer.

 

Podemos también mencionar,  la conocida fábula en la que el SAPO pasó toda su vida tomando aire e inflando sus arrugadas para ser más grande que el BUEY. Y termino explotando .

¿Por qué estos vicios están tan radicados en la especie Humana?

Sin duda, por nuestra necesidad de ser reconocidos y tener una identidad, es imprescindible para nosotros responder a la pregunta ¿QUIÉN SOY? y esa pregunta se responde solo en la relación con los otros…

 

  • Hábitos que desgastan

 

Los nuevos vicios no son personales

sino más bien “tendencias colectivas”

a las que el individuo no se pueden oponer

una eficaz resistencia individual,

bajo pena de quedar excluido de la sociedad.

¿y entonces, porque hablar de ellos ?

Para ser al menos conscientes

y no hacer pasar por “ valores de la modernidad”

aquellos que son únicamente sus “siniestras complicaciones” Umberto Gaum Bert

 

 

Dr. Jorge Nicolás Guillén

Médico Especialista en Psiquiatría

MP 3029

Director de Asistencia en Adicciones

Ministerio de Salud Pública

Noticias relacionadas

Contacto

Dirección: Av. Ortiz de Ocampo 1700 - Ciudad de La Rioja, Argentina
Código postal: 5300
Teléfono: (0380) 4453700
Horarios: Lunes a Viernes de 8.00 a 16.00 HS

Redes Sociales

Bajate C19 Test La Rioja

Ministerio de Salud Pública